Información

Identificación de una larva

Identificación de una larva


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

El fin de semana pasado estaba trabajando en el jardín de mis padres y cuando excavé un poco en el suelo, encontré pocas larvas que nunca antes había visto. Mi padre me dijo que están allí cada vez que está arreglando el jardín en primavera.

Tomé algunas fotos (solo lo puse en hojas para que la foto se viera mejor que en el suelo).

Uno de baja resolución:

Y las imágenes de alta resolución de la galería

La ubicación es en el norte de Suiza (Jura) a unos 700 metros sobre el nivel del mar y las larvas estaban dentro del suelo a unos 3-5 centímetros (1-2 pulgadas) de profundidad.


Lo que estás viendo es un capullo para una pupa de polilla.

Aquí hay un enlace a un video de YouTube de una eclosión que se encuentra normalmente en el suelo.


Se conocen seis géneros de Psychomyiidae (Trichoptera) en Japón: Psychomyia, Tinodes, Lype, Metalype, Eoneureclipsis y Paduniella. Una larva de psicomido que se presume Eoneureclipsis montanus fue recolectado en Japón. Comparamos los datos de la secuencia COI de este putativo E. montanus larva con los de adultos identificados para asociar etapas de vida adulta y larvaria. Se presenta evidencia molecular para apoyar la relación entre adultos y larvas de MI. Montano en Japón. Ilustraciones de E. montanus Se proporcionan caracteres larvarios y una matriz clave y de caracteres para géneros de larvas maduras de psicomíidos japoneses.

Botosaneanu, L. (1970) Trichoptères de la République Démocratique Populaire de la Corée. Annales Zoologici, Warszawa, 27, 275−359.

Caterino, M.S., Cho, S. y Sperling, F.A.H. (2000) El estado actual de la sistemática molecular de los insectos: una próspera Torre de Babel. Revisión anual de entomología, 45, 1–54.
http://dx.doi.org/10.1146/annurev.ento.45.1.1

Caterino, M.S. & amp A.K. Tishechkin. (2006) Identificación de ADN y descripción morfológica de las primeras larvas confirmadas de Hetaeriinae (Coleoptera: Histeridae). Entomología sistemática, 31, 405−418.
http://dx.doi.org/10.1111/j.1365-3113.2006.00338.x

Edington, J.M. & amp Alderson, R. (1973) La taxonomía de larvas de psicomíidos británicos (Trichoptera). Biología de agua dulce, 3, 463−478.
http://dx.doi.org/10.1111/j.1365-2427.1973.tb00934.x

Folmer, O., Black, M., Hoeh, W., Lutz, R. & amp Vrijenhoek, R. (1994) cebadores de ADN para la amplificación de la subunidad I del citocromo c oxidasa mitocondrial de diversos invertebrados metazoarios. Biología y biotecnología marina molecular, 3, 294−297.

Hebert, P.D.N., Cywinska, A., Ball, S.L. y amp de Waard, J.R. (2003) Identificaciones biológicas mediante códigos de barras de ADN. Actas de la Royal Society of London, Serie B, 270, 313−321.
http://dx.doi.org/10.1098/rspb.2002.2218

Miller, K.B., Alarie, Y., Wolfe, G.W. & amp Whiting, M.F. (2005) Asociación de etapas de vida de insectos utilizando secuencias de ADN: Las larvas de Philodytes umbrinus (Motschulsky) (Coleoptera: Dytiscidae). Entomología sistemática, 30, 499−509.
http://dx.doi.org/10.1111/j.1365-3113.2005.00320.x

Mynott, J.H., Webb, J.M. & amp Suter, P.J. (2011) Asociaciones de adultos y larvas del género mosca de piedra alpina Riekoperla McLellan (Plecoptera: Gripopterygidae) utilizando ADN mitocondrial. Sistemática de invertebrados, 25, 11−21.
http://dx.doi.org/10.1071/is10025

Schmid, F. (1972) Sur quelques nouvelles psychomyiines tropicales (Trichoptera: Psychomyiidae). Naturaliste Canadien, 99, 146−148.

Tanida, K. (2005) Psychomyiidae. En: Kawai, T. y Tanida, K. (Eds.), Insectos acuáticos de Japón: Manual con teclas e ilustraciones. Prensa de la Universidad de Tokai, Hadano, Kanagawa, págs. 466-468.

Thamsenanupap, P., Chantaramongkol, P. & amp Malicky, H. (2005) Descripción de larvas de caddis (Trichoptera) del norte de Tailandia de los géneros Himalopsyche (Rhyacophilidae), Arctopsyche (Arctopsychidae), cf. Eoneureclipsis (Psychomyiidae) y Inthanopsyche (Odontoceridae). Braueria, 32, 7−11.

Thompson, J.D., Gibson, T.J., Plewniak, F., Jeanmougin, F. y Higgins, D.G. (1997) La interfaz de ventanas Clustal X: estrategias flexibles para la alineación de secuencias múltiples con la ayuda de herramientas de análisis de calidad. Investigación de ácidos nucleicos, 24, 4876−4882.
http://dx.doi.org/10.1093/nar/25.24.4876

Torii, T. (2011) La larva y pupa de Metalype uncatissima (Botosaneanu, 1970) (Trichoptera: Psychomyiidae) en Japón. Biología de las aguas continentales, 26, 7-12. [en japonés con resumen en inglés]

Torii, T. & amp Nishimoto, H. (2011) Descubrimiento del género Eoneureclipsis Kimmins (Trichoptera: Psychomyiidae) de Japón. Zoosimposios, 5, 453−464.


Desarrollo y función de subconjuntos mieloides

Alexander Mildner,. Steffen Jung, en Avances en inmunología, 2013

1.1 Macrófagos clásicos

El descubrimiento de la fagocitosis y los macrófagos se atribuye a Ilya Mechnikov en el curso de sus ingeniosos estudios intravitales con larvas de estrellas de mar pinchadas a finales del siglo XIX (Metchnikoff, 1887).

Los macrófagos se distribuyen estratégicamente por todo el cuerpo. Están especializados en la ingestión y procesamiento de células muertas, desechos y materiales extraños, así como en el reclutamiento de otras células inmunes a los sitios de lesión en respuesta a señales inflamatorias (Gordon & amp Taylor, 2005). Los macrófagos también se ajustan a los tejidos particulares en los que residen. Por lo tanto, estudios recientes de perfiles de expresión génica sugieren que los macrófagos tisulares experimentan una impresión significativa en sus respectivos microambientes adoptando perfiles de expresión específicos de tejido y características especializadas más allá de la firma del macrófago prototipo (Gautier et al., 2012 ). Es importante destacar que los macrófagos residentes raison d & # x27être Evidentemente, incluye responsabilidades más allá de su papel en la defensa inmunológica y la inflamación, como importantes funciones de desarrollo homeostático junto con su papel especializado como centinelas inmunes desplegados por todo el cuerpo.

Los macrófagos son células de larga vida, a diferencia de la DC efímera que se discutirá en el texto siguiente. Trabajos anteriores habían sugerido que los macrófagos tisulares se originan a partir de progenitores hematopoyéticos primitivos que surgen en el saco vitelino durante el desarrollo embrionario (Alliot, Godin y amp Pessac, 1999). Estudios recientes que involucran enfoques de mapeo del destino basados ​​en Cre-lox y el uso de animales mutantes han corroborado esta noción (Ginhoux et al., 2010 Schulz et al., 2012 Yona et al., 2013). Por lo tanto, la mayoría de las poblaciones de macrófagos de tejido periférico son de hecho sembradas por macrófagos primitivos que surgen independientemente del factor de transcripción Myb (Schulz et al., 2012) o de las células derivadas del hígado fetal prenatalmente. Estas células se mantienen posteriormente durante la edad adulta a través de la longevidad y la autorrenovación local limitada y, por lo tanto, son independientes de otras aportaciones. El mantenimiento de estos compartimentos de macrófagos tisulares es independiente de los monocitos y de la hematopoyesis definitiva dependiente de Myb en condiciones de estado estacionario. Los macrófagos tisulares pueden experimentar una proliferación vigorosa durante T específicosH2 condiciones inflamatorias sesgadas, por ejemplo, infección de la cavidad pleural con el nematodo Litomosoides sigmodontis (Jenkins et al., 2011). En este escenario, los macrófagos tisulares residentes pueden proliferar localmente de una manera dependiente de IL-4, y los compartimentos locales se expanden independientemente de la afluencia de monocitos (Jenkins et al., 2011).

Se demostró que la diferenciación y supervivencia de macrófagos están reguladas por el factor de transcripción PU.1 (Tondravi et al., 1997) y el receptor del factor estimulante de colonias de macrófagos 1, Csf1R (también conocido como M-CSFR, CD115). La deleción de Csf1R conduce a una ausencia casi completa de desarrollo de macrófagos tisulares en varios órganos (Wiktor-Jedrzejczak et al., 1992). Este hallazgo estuvo durante mucho tiempo en conflicto con el defecto menor del desarrollo de macrófagos tisulares observado en ratones deficientes en Csf1 (también conocido como M-CSF), un ligando conocido para Csf1R (Yeung, Jubinsky, Sengupta, Yeung, & amp Stanley, 1987 ). Sin embargo, recientemente se identificó un nuevo ligando para Csf1R, a saber, IL-34 (Lin et al., 2008), que se expresa en un patrón de tejido restringido (Greter et al., 2012 Wang et al., 2012). Por lo tanto, la IL-34 controla, en sinergia con Csf1, el mantenimiento y la homeostasis de los macrófagos tisulares en estos tejidos, especialmente la supervivencia de las células de Langerhans en la piel y la microglía en el sistema nervioso central (SNC) (Greter et al., 2012 Wang et al., 2012).


Larva del trocóforo: retrospectiva histórica, estructura y afinidades

En este artículo discutiremos sobre Trochophore Larva: - 1. Retrospectiva histórica de la larva del trocóforo 2. Estructuras de la larva del trocóforo 3. Biología y metamorfosis 4. Estructuras 5. Afinidades 6. Importancia filogenética.

Retrospectiva histórica de la larva del trocóforo:

1. Loven (1840), un naturalista sueco, fue el primer hombre que descubrió la larva del trocóforo. Desde entonces, la larva se conoció como larva de Loven.

2. Semper (1859) usó el nombre Trochosphaera, un rotífero para el órgano y el timismo.

3. Ray Lankester (1877) dio el nombre & # 8216Trochophore & # 8217 a esta forma larvaria.

4. Posteriormente fue Hatschek (1879) quien también apoyó el nombre más aceptado & # 8216Trochophore & # 8217.

5. Hyman (1957) y Barnes (1980) intentaron establecer la relación del trocóforo con otros grupos de animales.

Estructuras de la larva del trocóforo (Loven & # 8217s Larva of Poligordio):

Se sabe que todos los archianélidos (Polygordius y otras especies) pasan por la etapa lar y shyval: el trocóforo (fig. 17.12A-C).

1. Plancton marino y la mayoría son larvas lecitotróficas.

2. El extremo anterior del cuerpo es más ancho que el extremo posterior y presenta simetría bilateral.

3. Tiene boca, tubo digestivo y ano.

4. La boca está situada cerca de la línea ventral media del cuerpo y conduce al estómago en forma de saco y procede como un tubo digestivo estrecho. Ambas paredes del tubo digestivo que se extienden desde la boca hasta el ano están revestidas por cilios.

5. El canal termina en una abertura anal en la punta posterior del cuerpo.

6. Dos bandas prominentes de cilios rodean el cuerpo y, en ciertas formas, puede haber una tercera banda. Estas bandas ciliares se utilizan en la locomoción y la alimentación y el miedo.

7. Una diadema de fuerte banda ciliar locomotora, llamada diadema pre-oral o Prototroch (fig. 17.12A), rodea el cuerpo alrededor de la mitad y se encuentra por encima de la boca, y la metatroch, que es un anillo ciliar transversal detrás de la boca.

8. La prototroquia surge de células especiales, llamadas trocoblastos.

9. A menudo hay un segundo círculo de cilios alrededor del pigidio o ano, llamado telotroch.

10. En algunos casos, también está presente una banda longitudinal a lo largo de la parte ventral media del cuerpo y se denomina neurotroquia.

11. Trochophore no exhibe metamerismo y el rudimento del futuro tronco adulto se ve como una pequeña región en el poste poste y shyrior.

12. No hay celoma en esta etapa, pero solo un blastocele espacioso encierra el intestino.

13. Dentro del blastocele, está presente un par de protonefridias, cierta cantidad de mesénquima y músculos larvarios.

14. Las nefridias están formadas por dos células huecas, cada una de las cuales contiene una llama de cilios. Un nefridio se encuentra a cada lado del intestino.

15. El polo superior posee un área engrosada ectoder y timmica, llamada placa sensitiva apical que contiene células que son los primordios de los ganglios cerebrales.

16. En el extremo apical, varios cilios largos emergen de la placa apical, llamados mechones apicales de cilios.

17. Muchos trocóforos tienen órganos de los sentidos, como ocelos (manchas oculares) debajo de la región de la placa apical.

18. La larva del trocóforo completamente desarrollada puede dividirse en tres regiones, como la región pretrocal que incluye el área por encima de la prototroquia. La región posterior de la larva se llama pygidium, que incluye telotroch y el área anal. La región media se llama zona de crecimiento que incluye el área entre la boca y el telotroch.

Biología y metamorfosis de la larva del trocóforo:

La larva del trocóforo que nada libremente de algunas formas (p. Ej., Echiurans, algunos poli & shychaetes, Polygordius, phyllodocids, serpulid fan gusanos) se alimenta del plancton y otros organismos marinos microscópicos y el trocóforo se llama larva planctotrófica y tiene una larga vida de nado libre.

En algunos otros grupos (p. Ej., Sipunculanos, nereidas y eunícidos de poliquetos), las larvas de trocóforos son larvas lecitotróficas. No toman ningún alimento de fuentes externas y se alimentan principalmente de la yema originalmente depositada en el huevo. Las larvas lecitotróficas llevan una vida planctónica corta. La metamorfosis de las larvas se ve mejor en Polygordius.

El primer signo de metamorfosis está marcado por la segmentación de las bandas mesodérmicas. Más tarde, la región posterior se alarga rápidamente y se marca externamente con segmentación. El área por encima del anillo prototrocal se convierte en prostomio y el área prototrocal se diferencia como peristomio.

El área del órgano sensorial apical se convierte en el ganglio cerebral que se une al cordón nervioso ventral. Internamente, la banda mesodérmica se divide para producir sacos celómicos.

La boca se desplaza hacia adelante y la organización anal cambia gradualmente. Las bandas ciliares desaparecen y la larva crece en tamaño y longitud con la adición de nuevos segmentos. Después de la meta y la timmorfosis, el gusano joven se hunde hasta el fondo del mar y se convierte en el gusano adulto tímido y de madriguera.

Estructuras de la larva del trocóforo en diferentes clases:

Clase Polychaeta:

1. La larva de Neanthes (= Nereis) es similar al típico trocóforo pero con un par de manchas en los ojos.

2. Las larvas sin blastocele, pero el ectodermo y el endodermo están en contacto, excepto cuando están separadas por el mesodermo larvario, por ejemplo, larva de Psygmobranchus.

3. Los cilios rara vez se distribuyen por toda la superficie del cuerpo o no están confinados a círculos especiales, llamados larvas atrocales, por ejemplo, larva de Lumbriconereis.

4. En la larva de Nephthys, se ven dos círculos de cilios, uno en cada extremo del cuerpo, el pre-oral (anterior) y el peri y shyanal (posterior), llamado larva telotroch.

5. Los anillos completos, cuando pueden estar presentes tanto en las superficies dorsal como ventral, se denominan larva anfitrocal.

6. En la larva de Chaetopterus, donde una o más filas de cilios rodean la mitad del cuerpo, llamada larva mesotrocal. En mesotrochs, los anillos preorales y perianales están ausentes.

7. En la larva de Ophryotrocha, hay muchos círculos ciliares y cada uno se desarrolla en un segmento mesodérmico verdadero, por lo que se llama larva poltrocal.

8. En la larva de Mitraria, se encuentran setas provisionales largas que son reemplazadas por estructuras permanentes. La larva más vieja de Nereis posee estructuras aplastadas laterales de tipo parapodial y timidez con setas.

No se observa ningún estadio larvario libre.

No hay estadio larvario y el desarrollo es directo.

Afinidades de la larva del trocóforo:

Esta forma larvaria exhibe similitudes notables con otras formas larvarias. Como consecuencia, el estado filogenético de Trochophore merece una seria consideración.

Afinidades de Ctenophora:

El órgano sensorial aboral (estatocisto) de un ctenóforo se compara con la placa sensorial apical del trofóforo. Los nervios radiantes subectodérmicos son comparables. La prototroca se deriva del cuarto grupo de células ciliadas. Ambos tienen cuerpo en forma de pera.

A pesar de las similitudes, la organización fundamental y tímida presenta muchas diversidades. El patrón de hendidura es diferente en ambos casos. El ano está ausente en los ctenóforos. Por tanto, la larva del trofóforo no puede considerarse relacionada con los ctenóforos.

Afinidades con la larva de Muller & # 8217s:

La larva de Turbellarios de Muller, especialmente la de Planocera, muestra similitudes con la larva del trocóforo. La similitud en la etapa de desarrollo, la similitud en la disposición de las bandas ciliadas y la presencia de manchas oculares en el extremo aboral de las dos formas larvarias llevaron a muchos investigadores de esta línea a establecer un paralelismo entre los dos grupos. Pero debido a las diferencias subnotizadas, el paralelismo no puede justificarse.

Las diferencias son:

(i) Ausencia de ano en la larva de Muller & # 8217,

(ii) La entrada al abrir una abertura en la larva de Muller & # 8217,

(iii) Diferencia en la diferenciación embrionaria y timidez del mesodermo y

(iv) La existencia de un penacho de cilios en el extremo caudal de la larva de Muller & # 8217s.

Afinidades con la larva de Pilidium (Nemertini):

La larva de pilidium de Nemertini exhibe ciertas similitudes con la larva del trocóforo.

(i) Ambos tienen cuerpo en forma de casco,

(ii) El anillo ciliado entre los extremos aboral y oral de la larva de pilidium representa la prototroca del trocóforo,

(iii) Similitudes en la disposición y distribución del anillo nervioso,

(iv) El stomodaeum muestra similitudes,

(v) El modo esquizocoélico de formación del celoma en ambos.

Pero la ausencia de ano en pilidium y las diferencias en la formación de meso y shyderm se interponen en el camino para establecer cualquier relación y timidez entre ellos.

Afinidades con Rotifera:

Trochosphaera, un rotífero, muestra algunas similitudes y timidez con la larva del trocóforo de anne & shylid. Trochosphaera se parece al trocóforo en muchos aspectos, a saber, cinturas ciliadas, disposición del sistema nervioso (& # 8216Brain & # 8217) y el órgano de los sentidos, ubicación del ano, nefridia y curvatura del intestino. Pero las semejanzas y la timidez son en su mayoría de naturaleza superficial y necesitan un examen crítico para establecer cualquier relación filogenética.

Afinidades con la larva de Veliger:

El anillo ciliado pre-oral, el penacho ciliado de flagelos y la placa apical de la larva veliger de mollusca son similares a los de la larva trocóforo. Las similitudes entre el trocóforo y la larva del velo se deben posiblemente tímidamente a la convergencia filogenética remota.

Importancia filogenética de la larva del trocóforo:

En la dinámica evolutiva de los invertebrados y tímidos, la larva del trofóforo ocupa un lugar destacado. Muestra similitudes con muchos grupos de invertebrados. Las afinidades arrojan luz sobre la aparición de grupos bilaterales de los animales que tienen simetría radial y timimetría (Fig. 17.13).

Se afirma que el trocóforo representa una etapa de transición en la línea de aparición de los grupos bilaterales (p. Ej., Rotíferos) de los grupos radiales (ctenóforos). Las similitudes entre el trocóforo y la larva de equinodermo (Bipinnaria y Pluteus) y la larva de Tornaria de Balanoglossus agregaron más peso a esta atención.

Muchos investigadores opinan que la larva del trocóforo sirve como puente entre la simetría radial y bilateral. Han opinado que la simetría bilateral ha evolucionado a partir de la radial.

En cuanto a sus puntos de vista, hay muchas teorías que se pueden dar a continuación:

1. Ctenóforo: teoría de Polyclad (propuesta por Lang, 1881)

2. Teoría del ctenóforo-trocóforo, posteriormente modificada por Hatschek (1878)

3. Planuloide: teoría coeloide (propuesta por L. Vongraff, 1882).

La segunda teoría es más o menos aceptable por los trabajadores. De acuerdo con esta teoría, la larva de Trochophore surgió del animal hipotético: Trochozoon. Una vez más, Salvini — Plawen L. (1973) ha declarado que los anélidos y los echiuranos están estrechamente relacionados por su etapa larvaria (larva trocófora), mientras que los gusanos planos, los nemertinos y las larvas de entoproctos no están relacionados.


Larvas de caddisfly constructoras de casos (orden Trichoptera)

Alimentación:
Trituradoras / raspadores / recolectores & # 8211 Las larvas se alimentan principalmente de perifiton (capa de algas y flora y fauna asociadas) y trozos de vegetación tanto acuática como terrestre.

Habitat:
Las larvas constructoras de casos se pueden encontrar en una variedad de ecosistemas, desde pequeños estanques y arroyos hasta grandes lagos y ríos.

Movimiento:
Trepadores o rastreadores que se asemejan a los cangrejos ermitaños. Algunas especies pequeñas pueden nadar.

Tamaño:
El tamaño de las larvas de la mosca caddis varía de 3 mm a aproximadamente 40 mm (los casos de algunas especies grandes pueden alcanzar tamaños alrededor de 60 mm).

Ciclo vital:
Las moscas Caddis sufren una metamorfosis completa. Su ciclo de vida incluye cuatro etapas: huevo, larva, pupa y adulto. La mayoría de las especies producen una generación por año.

Introducción:
Caddis, insectos discretos de color marrón a gris, son el grupo de insectos ecológicamente diverso e importante. Las moscas Caddis están estrechamente relacionadas con las polillas (orden Lepidoptera), con las que a menudo se las confunde. Al igual que en las polillas, las moscas caddis son activas durante la noche y se sienten atraídas por la luz (que representa una importante fuente de alimento para los murciélagos). Sus alas están cubiertas de pelos en lugar de escamas, como en polillas. Las piezas bucales están emparejadas y son rectas, mientras que las polillas tienen un tubo largo y enrollado (probóscide).

Los adultos viven alrededor de un mes y se alimentan del néctar absorbido por aparatos bucales simples. Las hembras de la mosca caddis ponen masas de huevos en la vegetación justo por encima de la superficie del agua. Cuando las larvas salen de los huevos, caen al agua e inmediatamente comienzan a formar estuches protectores.

Cuando la larva está completamente desarrollada, entra en la fase de pupa. La larva sujeta la caja a algún objeto sólido, como una piedra o una pieza más grande de madera sumergida, y sella la abertura. Posteriormente crea el capullo de seda alrededor del cuerpo. Los casos de pupa pueden perforarse y, por lo tanto, son permeables al agua. Además, los insectos que se transforman dentro de la caja se ondulan para crear un flujo de agua oxigenada alrededor del cuerpo.

Todos los miembros del orden Trichoptera son acuáticos como en las etapas de larvas y pupas, mientras que los adultos son terrestres. Algunas especies todavía se conocen solo como adultas, mientras que sus estadios larvarios aún no se han descrito. Las larvas constructoras de cajas son el grupo más diverso y abundante, y viven tanto en aguas corrientes como en aguas tranquilas.

Las larvas de Caddisfly tienen cuerpos alargados que se asemejan a las orugas de polillas y mariposas (semejanza entre los adultos). Las larvas siempre tienen la cabeza endurecida (esclerotizada) y el primer segmento torácico, mientras que el abdomen permanece pálido y blando. El segundo y tercer segmento torácico también se pueden cubrir con placas quitinosas endurecidas. La posición y el tamaño de las placas son a menudo características de identificación importantes entre las especies.

Un par de patas segmentadas se extiende desde cada segmento torácico. Las piernas pueden tener modificaciones como terminaciones afiladas, ganchos o filas de pelotas. Su propósito es ayudar a las larvas a moverse, construir el refugio o recolectar comida. El abdomen termina con un par de prolegs equipados con garras. Se utilizan para anclar las larvas en el estuche. Los ojos son pequeños y sencillos. Las antenas son muy pequeñas y solo se pueden ver cuando se usa un gran aumento.

Las piedras y los trozos de madera sumergidos continuamente proporcionan el mejor sustrato para el crecimiento de algas y perifiton, que las larvas desechan con eficacia. Mientras pastan, las larvas de la mosca caddis pueden consumir una porción significativa de las algas disponibles en el arroyo. Algunas especies con piezas bucales grandes trituran hojas de plantas terrestres que caen al agua.

Las larvas de Caddisfly obtienen oxígeno disuelto en agua a través de una piel fina y suave. Algunas especies tienen branquias o jorobas ramificadas a los lados del cuerpo (para aumentar la superficie corporal). Las larvas ondulan su cuerpo para crear un flujo de agua oxigenada a través de la carcasa.

La razón principal por la que las moscas caddis son tan exitosas y generalizadas es su capacidad para producir un hilo de seda. Es girado por glándulas colocadas en el labio (la misma parte de la cabeza que las libélulas modificadas para formar una máscara de caza). Las larvas de la mosca caddis constructoras de cajas utilizan la seda para construir varios refugios portátiles. Protegen el abdomen blando de los depredadores y la abrasión de las partículas gruesas que se mueven a la deriva. Si se molesta, la larva puede retirarse a la caja, que se repara constantemente cuando se daña o se reconstruye a medida que la larva crece.

Los estuches vienen en una gran variedad de formas y estructuras. Están hechos de seda y una gama de materiales vide (algunos están hechos exclusivamente de seda). El material de construcción usado puede ser importante para la identificación, aunque algunas larvas lo cambian a medida que crecen o cuando se dispone de materiales estacionales (por ejemplo, semillas de plantas terrestres o conchas de caracoles). Por último, pero no menos importante, algunas especies grandes pueden incorporar casos de otras especies más pequeñas en sus propios casos grandes. Además de la disponibilidad, la elección de los materiales depende del medio ambiente. En general, las larvas que viven en agua corriente utilizan componentes más pesados ​​para aumentar su peso total. Les ayuda cuando se mueven en la corriente, o incluso evita que se laven río abajo. Por otro lado, las larvas que habitan en aguas tranquilas tienden a construir sus estuches con materiales livianos. Utilizan diversas partes de la vegetación viva o muerta, como ramitas, tallos, hojas, agujas o trozos de corteza.

Algunas plantas acuáticas desarrollaron una modificación que implicó el uso de cámaras de aire en las hojas (para mantenerlas en posición vertical). Algunas larvas de caddisfly cortan estas hojas y las usan para construir cajas flotantes.

Las larvas son sensibles a la contaminación y por esta razón se utilizan en todo el mundo como indicadores de la calidad del agua.


Berg, C. O., 1950. Biología de ciertos Chironomidae criados en Potamogeton. Ecol. Mongr. 20: 85–99.

Branch, H. E., 1923. La historia de vida de Chironomus cristatus Fabr. con descripciones de la especie. J. N. Y. Entomol. Soc. 31: 15-30.

Bryce, D. & amp Hobart, A., 1972. La biología e identificación de las larvas de Chironomidae (Diptera). Entomol. Gaz. 23: 175–217.

Charles, W. N. & amp East, K., 1977. Cambios en la estructura de algunas partes de la boca entre larvas de primer y segundo estadio en cuatro especies de Chironominae (Diptera, Chironomidae). Entomol. Gaz. 28: 285-287.

Chernovskii, A. A., 1949. Identificación de larvas de la familia Tendipedidae de los jejenes. Izd. Akad. Nauk, SSSR 31: 1–186 (en ruso).

Craig, D. A., 1975. Las larvas de Tahitian Simuliidae (Diptera: Nematocera). J. med. Entomol. 12: 463–476.

Crosby, T. K., 1973. La regla de Dyar es anterior a la regla de Brooks. N. Z. Entomol. 5: 175-176.

Fink, T. J., 1980. Una comparación de los métodos de determinación de instar de la mosca de mayo (Ephemeroptera). En: Flannagan, J. F. & amp Marshall, K. E. (Eds.) Advances in Ephemeroptera Biology, págs. 367–380. Plenum, Nueva York.

Ford, J. B., 1959. Un estudio del crecimiento larvario, el número de estadios y la diferenciación sexual en los Chironomidae (Diptera). Proc. R. Entomol. Soc. Lond. (A) 34: 151–160.

Hilsenhoff, W. L., 1966. La biología de Chironomus plumosus (Diptera: Chironomidae) en el lago Winnebago, Wisconsin. Ana. Entomol. Soc. Soy. 59: 465–473.

Kalugina, N. S., 1958. Biología y desarrollo de Stenochironomus gibbus Fabr. (Diptera, Chironomidae). Nauch. Dokl. vyssh. Shk. 1: 21-26 (en ruso).

Kalugina, N. S., 1959. Cambios en la morfología y biología de las larvas de quironómidos en relación con el crecimiento. Trudy vs. Gidrobiol. Obshch. 9: 85-107 (en ruso).

Kalugina, N. S., 1961. Taxonomía y desarrollo de Endochironomus albipennis Mg., E. tendens F. y E. impar Walk. (Diptera, Tendipedidae). Entomol. Apocalipsis 40: 514-526.

Kalugina, N. S., 1963. Sistemática y desarrollo de Glyptotendipes glaucus Mg. y G. gripekoveni Kieff. (Diptera, Chironomidae). Entomol. Rev. 42: 482–490.

Manuel, K. L., 1976. Descripción de las etapas inmaduras de Glyptotendipes (Phytotendipes) meridionalis Dendy y Sublette (Diptera: Chironomidae). M.Sc. tesis, Universidad de Auburn, Ala.

Maschwitz, D. E., 1976. Revisión de la especie neártica del subgénero Polypedilum (Chironomidae: Diptera). Doctor. tesis, Univ. de Minnesota. 325 págs.

McCauley, V. J. E., 1974. Diferenciación de instar en larvas de Chironomidae (Diptera). Poder. Entomol. 106: 179–200.

Mozley, S. C., 1979. Caracteres desatendidos en morfología larvaria como herramientas en taxonomía y filogenia de Chironomidae (Diptera). Entomol. scand. Supl. 10: 27–36.

Oliver, D. R., 1971. Historia de vida de los Chironomidae. Ana. Rev. Entomol. 16: 211-230.

Rempel, J. G., 1936. La historia de vida y morfología de Chironomus hyperboreus. J. Biol. Bd Can. 2: 209-221.

Ross, D. H. y Craig, D. A., 1979. Los siete estadios larvarios de Prosimulium mixtum Syme y Davies y P. fuscum Syme y Davies (Diptera: Simuliidae). Poder. J. Zool. 57: 290–300.

Soponis, A. R., 1980. Composición taxonómica de Chironomidae (Diptera) en un arroyo con fondo de arena del norte de Florida. En: Murray, D. A. (Ed.), Ecología, sistemática, citología y fisiología de Chironomidae, págs. 163-169. Pergamon Press, Nueva York.

Sublette, J. E. y Sublette, M. F., 1973. La morfología de Glyptotendipes barbipes (Staeger) (Diptera, Chironomidae). Semental. Nat. Sci. 1: 1–81.

Towns, D. R. & amp Peters, W. L., 1978. Una revisión del género Atalophlebiodes (Ephemeroptera: Leptophlebiidae). N. Z. J. Zool. 5: 607–614.

Ward, G. M. & amp Cummins, K. W., 1978. Historia de vida y patrón de crecimiento de Paratendipes albimanus en un arroyo de cabecera de Michigan. Ana. Entomol. Soc. Soy. 71: 272-284.

Wigglesworth, V. B., 1972. Los principios de la fisiología de los insectos. Methuen, Londres.


Introducción

Helminto es un término general que significa gusano. Los helmintos son invertebrados caracterizados por cuerpos alargados, planos o redondos. En los esquemas de orientación médica, los gusanos planos o platelmintos (laminillas de la raíz griega que significa & # x0201cflat & # x0201d) incluyen trematodos y tenias. Los gusanos redondos son nematodos (nemato de la raíz griega que significa & # x0201cthread & # x0201d). Estos grupos se subdividen por conveniencia de acuerdo con el órgano huésped en el que residen, por ejemplo, trematodos pulmonares, tenias extraintestinales y lombrices intestinales. Este capítulo trata de la estructura y desarrollo de los tres grupos principales de helmintos.

Los helmintos se desarrollan a través de las etapas de huevo, larva (juvenil) y adulta. El cuadro 86-1 da los nombres aplicados a varios helmintos larvarios. El conocimiento de las diferentes etapas en relación con su crecimiento y desarrollo es la base para comprender la epidemiología y patogenia de las helmintiasis, así como para el diagnóstico y tratamiento de los pacientes portadores de estos parásitos. Las contribuciones de varios estadios a la enfermedad se enumeran en el cuadro 86-2.

Cuadro 86-1

Formas larvarias comunes de helmintos que se encuentran en humanos.

Cuadro 86-2

Etapas de los helmintos comúnmente responsables de los cambios patológicos en los seres humanos.

Los platelmintos y nematodos que infectan a los seres humanos tienen características anatómicas similares que reflejan requisitos y funciones fisiológicas comunes. La cubierta exterior de los helmintos es la cutícula o tegumento. Las estructuras externas prominentes de los trematodos y cestodos son acetábulas (ventosas) o botrias (falsas ventosas). Los nematodos machos de varias especies poseen órganos sexuales accesorios que son modificaciones externas de la cutícula. Internamente, un observador experimentado puede identificar los sistemas alimentario, excretor y reproductivo. Las tenias son las únicas que carecen de tubo digestivo. Esta carencia significa que los nutrientes deben absorberse a través del tegumento. Los trematodos sanguíneos y los nematodos son bisexuales. Todas las demás especies de trematodos y tenias que infectan a los humanos son hermafroditas.

Con pocas excepciones, los trematodos adultos, los cestodos y los nematodos producen huevos que se eliminan en las excreciones o secreciones del hospedador. Las diversas etapas y sus características únicas se revisarán con más detalle a medida que se considere cada grupo principal de helmintos.


Identificación de mosquitos: larvas

Con la creciente importancia de las enfermedades transmitidas por mosquitos en los Estados Unidos, la identificación se vuelve aún más importante que en el pasado. Sin embargo, las guías de identificación son difíciles de conseguir. Estas páginas ofrecen un conjunto de imágenes y texto adjunto producido por los Centros para el Control de Enfermedades para la identificación genérica de larvas de mosquitos. Las imágenes han sido digitalizadas por el Laboratorio de Biología Ambiental a partir de diapositivas producidas originalmente por los CDC en la década de 1970.

Los usuarios pueden ver las diapositivas y el texto en línea o pueden abrir la presentación en formato PDF (advertencia: el archivo pdf es grande, más de 9 mb).

El conjunto de diapositivas está diseñado para presentarse en un orden específico para permitir la construcción del proceso de identificación: Diapositiva 1. Un enlace en la parte inferior de cada página lo llevará a la siguiente diapositiva. If, however, you wish to go directly to the section testing your knowledge, you may go to slide 83.


Copepod Characteristics

The following are several common copepod characteristics:

  • Copepod size varies from 2 mm to 1 cm in length.
  • The body of copepods is teardrop-shaped, contains a thin, almost transparent exoskeleton, and two pair of antennae (shown below).
  • Copepods lack a circulatory system and gills. Instead, oxygen is absorbed directly via the skin.
  • Waste products are excreted via specialized maxillary glands.
  • The copepod body consists of several segments: 5-7 thoracic segments, upon which the head and limbs attach and an abdomen, which is devoid of limbs but can form a tail-like structure. The shape and size of the body is highly variable depending on the specific species.
  • Most copepods contain one centrally-located compound eye however, some species lack an eye.
  • Specialized thoracic appendages called maxillipeds are used for feeding.


Introducción

The life-history strategy involving the high fecundity and a dispersive pelagic larval stage is introduced through long evolution process by most marine teleostean fish, uniting the large majority of marine organisms (Kavanagh, 2000) therefore, studies about the early life history (ELH) of marine fish are remarkable for marine ecology.

Species identification of fish larvae is an important aspect of ELH, tightly related with ecological studies such as larval dispersal and recruitment and spawn area estimates. The term “larva” implies the period during which there is a sequence of development to the juvenile stage at which all the scales have been engendered in the ontogeny Blaxter, 1974, Russell, 1976. Generally, most teleostean fish go through the metamorphism at the larval stage, and during this period, many morphometric characteristics used in the traditional larval identification, such as pigmentations and proportional features of the body, are not changeless. The larva does not assume the adult characteristics that enable it to be easily identified until the juvenile stage (Russell, 1976), which causes the main obstacle for identifying larvae morphologically Cohen, 1984, Okiyama, 1987. However, as a rule, larval identification for fish species with long phylogenetic distance is relatively easier because of their distinctive morphological characteristics, but for larvae of the closed species, for instance, within the same genus, it is more difficult to identify them due to resemblance of most characteristics (Cohen, 1984).

Fish of genus Lutjanus Bloch, which are primarily inhabitants of shallow coral reefs (Allen and Talbot, 1985), are distributed throughout the tropical and subtropical oceans worldwide (Newman et al., 2000). The Chinese distribution of Lutjanus is confined to one and only tropical sea in China—South China Sea. Especially, Nansha coral reefs (also called Spratly Archipelago), which make up more than 80% of total coral reef area and almost 90% of shallow coral reefs in the South China Sea, constitute the main habitat of Lutjanus in South China Sea Chen and Wei, 1991, Huang et al., 1991. Nansha coral reefs comprise about 200 small coral reefs mostly located in the water area from 7°N to 12°N latitude and from 112°E to 118°E longitude, where larvae of Lutjanus are dominantly emerged in the southeast water area covering the two coral reefs named Zhubi and Yunshu, respectively, during their propagation period. Therefore, the water area between the two coral reefs is inferred as the spawn area of Lutjanus (Chen and Wei, 1991). Fish of Lutjanus are commercially valuable Davis and West, 1992, Kaunda and Ntiba, 1997, and some species are cultured in the Southeast Asia especially in South China. Nevertheless, artificial breeding techniques for most Lutjanus species have not yet been available therefore, the wild larvae, captured from Nansha coral reefs, remain the major source for the mariculture in South China.

Commonly, the growth rates of Lutjanus species are distinct (Newman et al., 2000), for example, Lutjanus sanguineus (Cuivier), Lutjanus argentimaculatus (Forsskål), Lutjanus malabarius (Bloch et Schneider) and Lutjanus gibbus (Forsskål) grow faster than Lutjanus lineolatus (Rüppell) and Lutjanus vitta (Quoy et Gaimard). Certainly, larvae of fast-growth species are preferential to be commercially cultured and those of slow-growth species are generally eliminated. Usually, expenses on nurturing larvae to the juvenile stage are not cheap, thus identification of species at the larval stage will greatly reduce costs of the mariculture.

Traditionally, larval Identification are tied to the two following ways: ELH stages are described by observing larval development from aquacultural specimens of being recognized Heemastra, 1974, Okiyama, 1987 in addition, rearing wild larvae to the juvenile stage is another approach Musiy and Sergiyenko, 1977, Zhang and Lu, 1985, Powell and Hoss, 1989. Although a few descriptions about larval development of Lutjanus are available Musiy and Sergiyenko, 1977, Zhang and Lu, 1985, Powell and Hoss, 1989, species identification is bewildered by the subtle differentia of pigmentations and overlapping meristic characteristics among Lutjanus larvae, and to date, efforts to identify these larvae morphologically to species have failed (reviewed by Oshima, 1987). Molecular methods can provide new keys for larval identification, so molecular methods for larval identification are often required in case morphological methods are poor (McKay et al., 1997).

Amplified fragrant length polymorphism (AFLP) is a PCR-based DNA fingerprinting molecular method, which combines the advantages of restriction fragment length polymorphism (RFLP) and random amplified polymorphic DNA (RAPD) Zabeau and Vos, 1993, Vos et al., 1995. Herein, the AFLP method was optimized and adopted for the larval identification of Lutjanus. Furthermore, phenetic analyses of phylogenetic relationships based on the AFLP data was used to test the conformity with the current morphology-based taxonomic systems.


Ver el vídeo: 3 IDENTIFICACIÓN ANOPHELES Y CULEX (Mayo 2022).


Comentarios:

  1. Akinogor

    ¡Alejarse!

  2. Gardajind

    Está de acuerdo, frase bastante útil

  3. Delroy

    es precisamente

  4. Daikasa

    ¿Deberías decirlo?



Escribe un mensaje